El proceso de creación de contenido [+ Infografía]

Crear contenido no es tan fácil como muchos creen, y al mismo tiempo no es tan difícil como muchos otros afirman. Una auditoría de marketing de tu sitio revelará la importancia de un buen contenido. Es por eso que he esbozado una gran guía infográfica para tu proceso de creación de contenido.

Si entiendes lo que define un buen contenido y cómo crearlo, seguir el proceso de creación de contenido no debería ser muy difícil. Pero si estás constantemente corriendo, probando cosas nuevas y luchando para crear nuevo contenido sin procesos estrictos… bueno, probablemente te encontrarás luchando en el camino.

Por eso hemos creado esta gran infografía para ayudarte a entender lo que significa crear un contenido excepcional. Por supuesto, el proceso de cada uno se convierte en único, pero debe basarse en los sólidos principios que se apoyan en la siguiente infografía.

Cómo hacer bien el proceso de creación de contenidos

Un gran contenido no tiene que ser una idea que cambie el mundo. Claro que puede serlo. Pero eso no lo define. Lo que lo define son estos seis pasos:

  1. Investigación
  2. Ideación
  3. Colocación
  4. Creación
  5. Publicación
  6. Promoción
1. Investigación

La investigación hace que la calidad de tu contenido chisporrotee como una freidora. Siempre debes comenzar tu investigación con un resumen de la campaña que apoye este contenido, y lo que esperas que sea el resultado de tu publicación y promoción.

En la mayoría de los casos, este resumen dirigirá tu investigación, pero si te encuentras sin él, entonces primero echa un vistazo a lo que hay sobre el mismo tema. Sólo una vez que sepas lo que ya se ha escrito sobre algo puedes empezar a entender cómo puedes diferenciarte de la multitud mientras sigues posicionando por palabras clave y convirtiendo a los visitantes.

Este paso es lo que alimenta tu fase de ideación, y te permite entender mejor dónde colocar tu contenido. Eso es porque tu investigación no sólo debe darte una visión del tema sobre el que estás escribiendo, sino que también debe darte una visión de la audiencia para la que estás escribiendo sobre este tema.

Esto significa que este paso también deberías investigar sobre qué formatos de publicación de blog o formatos de contenido extendido serán más efectivos (blog, ebook, documento técnico, cuestionario, etc.).

2. Ideación

Te has sumergido en tu investigación, y has salido de ella con un montón de temas interesantes sobre los que vale la pena escribir. Pero, ahora es cuando se obtienen estas ideas rodando en piezas de contenido completo.

A partir de tu investigación, ya sabrás cuáles de estos temas son particularmente interesantes dentro de la industria de tu audiencia, y cuáles serán los que ganen mayor tracción o compromiso. Así es, es hora de quitar la pelusa. Sólo las mejores ideas deben permanecer, y de las que lo hagan, puedes empezar a crear resúmenes detallados de cómo, cuándo y dónde deben ser escritas.

3. Colocación

Una vez que tengas una lista de ideas que estés seguro de que a tus lectores les encantarán, y que estés seguro de que puedes cumplir, haz una lista de posibles sitios de colocación. Si este contenido no forma parte de tu estrategia de earn media, sino que es un medio de comunicación propio, entonces querrás dedicar este tiempo a planificar la mejor estrategia de distribución en tu propio sitio web y en tu audiencia online. Sin embargo, si buscas colocarlo en otro lugar, deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Apunta alto. Intenta siempre colocar tu contenido en un sitio con una autoridad de dominio superior a la tuya, con el fin de impulsar tu propio SEO.
  • Asegúrate de que tu audiencia se cruce. No tiene sentido publicar tu blog de finanzas con un fantástico blog de cocina… simplemente no conseguirás los leads adecuados, si es que los consigues.
  • Asegúrate de que tu proceso de control de calidad está a la altura. No hay nada peor que publicar un blog con otra persona, y luego hacer que tu equipo de marketing lo destroce subiéndo incorrectamente.
4. Creación

Una vez que ese proceso se realiza, se convierte en una simple cuestión de creación de contenido, que tampoco debería ser un proceso apresurado.

Tómate el tiempo para mantenerte fiel a tus conceptos, y luego asegúrate de que tu contenido reciba una buena revisión de antes de editarlo de nuevo. Asegúrate de seguir las reglas de inbound marketing para un contenido correctamente optimizado con enlaces internos y externos de alta calidad, palabras clave investigadas e imágenes fuertes.

5. Publicación

Sólo entonces, una vez que se ha refinado al menos una vez, se busca publicar lo que se ha creado. Esto significará enviarlo a la publicación en la que lo has puesto, o ponerlo en tu plataforma para que sea visto por tu audiencia.

6. Promoción

No te detienes ahí, porque ahora tienes que promocionarte. Algunos podrían llamar a esta fase distribución, pero el punto del asunto es sacar tu contenido al mundo, en tantas manos como sea posible (y en las manos correctas).

Olvidar el contenido después de que se publica es uno de los mayores fallos en muchos procesos de creación de contenido. Inicia una conversación sobre tu contenido en las redes sociales, construye enlaces a él e invita a personas influyentes a discutirlo. Haz lo que puedas, y sigue revisando el análisis para ver cómo puedes mejorarlo a lo largo de su ciclo de vida.

Quizás la mejor manera de entender este proceso es explorar la asombrosa infografía que tenemos a continuación. Así que paremos aquí y dejemos que empieces a explorar.

Infografía-Creación-Contenidos

Nueva llamada a la acción

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!
seo-checklist-guia

Descarga ahora nuestra Guía Esencial Técnica SEO Checklist para optimizar tu sitio web.

Menu